domingo, 7 de agosto de 2016

Opinion / Quejumbres y realidades. Por: Carlos Victoria

Se quejaba hace poco el alcalde Gallo que en Pereira no hay cultura ciudadana. Que se roban los árboles recién sembrados. Que los conductores de motos y carros invaden el pírrico andarivel para los ciclistas (¿Hay ciclistas usuarios de esa contingencia?). Que todos los días mueren motociclistas en avenidas y corredores viales. Desconsolado. En fin la culpa, según él, es de la gente.

¿Será así?. No creo. Responsabilizar a la cultura ciudadana es una salida en falso. Más aún cuando nunca ha existido. Menos en una ciudad donde todo intento de construirla muere rápidamente por diagnósticos equivocados y por que las intervenciones han sido efímeras y hasta ridículas. Como la educación y otros componentes vitales de una sociedad no han sido ejes de lo público.

Si es así, como dice el alcalde, entonces lo que tenemos es una inversión de prioridades. No puede ser que los árboles sembrados y las “ciclo rutas” habilitadas (no lo son…) se quemen tan rápido. Faltó que los cerebros del plan leyeran la realidad social y cultural de una ciudad que sigue pensada como en los sesenta. De modo sectorial. ¿Dónde queda la complejidad?. 

Los acumulados no resueltos se convierten así en un nudo gordiano que no se soluciona con más medidas, declaraciones y nuevos anuncios. Todo es por mil: 5 mil arboles, 30 kilómetros de ciclo vías, etc. ¿Y lo cualitativo donde queda?. No hay visión profunda ni mucho menos estructural para hacer viable cualquier “proyecto de ciudad”. Gallo recibe el impacto histórico y la descarga eléctrica de una clase política preocupada por “otras cosas”.

En este contexto plantear que lo que falta es cultura ciudadana se cae por su propio peso. Deberían agradecer, al contrario, la poca que hay –si la cosa es cuantitativa- para que por lo menos los bienes públicos (lo pocos que quedan en pié) sean admirados y defendidos por los contribuyentes. Hace falta que alguien de adentro le diga al Alcalde del “cambio” que no todos son emociones. Que hay razones. Con estas se gobierna.

Tomado de archivo Pereira como vamos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada