miércoles, 17 de agosto de 2016

Opinion / Construir con sinceridad... para evitar tragedias. Por: Adriana Mercedes Marín Pinilla

Si hace un año hubiera tenido que hablar sobre el tema planteado para esta semana sobre las responsabilidades en las licencias de construcción y los problemas que se generaron en las obras que se adelantan en el sector de Pinares, habría quedado mirando para el techo porque no sabría por dónde arrancar.

Pero hoy, por aquellas cosas del universo que nos lleva a vivir experiencias que nunca antes uno se imagina, me he visto involucrada en el tema de la construcción. No digo que soy una experta pero algo he aprendido en los últimos meses; en especial, que las únicas autorizadas para aprobar las licencias de construcción son las Curadurías Urbanas. Estas instituciones tienen una especie de biblia como es el Decreto 1469 del 2010 expedido por el Ministerio de Vivienda, donde se les indica en qué casos se necesitan licencias, los tiempos de expedición, los requisitos, entre otros parámetros. Igual, deben tener en cuenta el Plan de Ordenamiento Territorial y las piezas intermedias de planificación.

El constructor debe anexar una serie de documentos como los planos de todos y cada uno de los detalles que va utilizar en la obra, además de los estudios hidráulicos, eléctricos, topográficos y hasta hidrosanitarios, entre otros muchos.

Entonces nos preguntamos por qué se presentan situaciones como los hechos sucedidos en una obra gigantesca en Pinares, si hay tantas exigencias previas. Tal vez –pienso en medio de mi ignorancia- el constructor no fue honesto al momento de presentar los estudios. A lo mejor los análisis topográficos estuvieron errados. O, quizás, por aquello del amiguismo con el curador se pasaron algunos detalles.


La respuesta puede ser todas las anteriores, o alguna de ellas. Pero esto debe dejar como experiencia que al momento de construir debemos ser sinceros porque sería lamentable que se vivieran situaciones como en el Edificio Space en Medellín.

Tomado de:http://www.skyscrapercity.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada