domingo, 19 de octubre de 2014

Especial de Responsabilidad Social Empresarial: Nestlé, una empresa con responsabilidad

Nestlé ha estado presente en el municipio de Dosquebradas desde 1974 y desde sus orígenes ha estado enfocada en transformar la comunidad de su zona de influencia, generando oportunidades laborales.

Desde las fincas de donde salen los insumos de producción, pasando por las fábricas y hasta el final de la cadena de suministro, la estrategia de responsabilidad social empresarial de Nestlé es crear valor compartido.

En la comunidad de Dosquebradas esta empresa se ha convertido en un aliado clave para su desarrollo, pues a través de diferentes planes fortalece aspectos de educación, salud, cuidado ambiental, diversión y formación empresarial.

En la actualidad existen espacios de fortalecimiento familiar y diversión como el Club de Aventureros y el Grupo de Jóvenes, que en el 2013 vinculó a 115 personas de la comunidad.

En cuanto a los temas de salud, Nestlé ha creado el programa voluntariado Nutrir, con el objetivo de incrementar la conciencia alrededor de la buena nutrición y estilos de vida saludable en los padres de los niños y niñas en edad escolar. Los colaboradores de la fábrica donan su tiempo para multiplicar conocimientos impactando a 360 personas de los alrededores de la planta.

Para el uso responsable de los recursos, el Programa SOY 10 le permite a la compañía tener cero (0) desperdicios en alimentación. Todos los días los colaboradores donan gramos en insumos  a una fundación de niños en situación vulnerable.

En cuanto a educación, esta multinacional con impacto regional enseña a la población infantil y a su familia cómo desarrollar las competencias (capacidades cognitivas, expresivas y sociales), la convivencia pacífica y los valores. En la Ludoteca Naves, expertos en juego e infancia de la Corporación Día de la Niñez enseñan cómo realizar  actividades lúdicas para la estimulación y el desarrollo; con este programa alrededor de 980 personas se han visto beneficiadas en Risaralda.

Para el fomento de espíritu empresarial la compañía cuenta con el programa Puertas abiertas donde se lleva a cabo la visita a la planta con los miembros de la comunidad para que conozcan de cerca el negocio, sus ventajas competitivas, el impacto en la comunidad, sus procesos de producción y cuidado ambiental, así como las ventajas nutricionales de los productos de la compañía.

Medio ambiente
El cuidado del medio ambiente es, sin duda, otro de los aspectos al que la compañía le da especial cuidado. Existen tres ejes fundamentales que se trabajan en la fábrica cotidianamente: cuidado en el consumo de energía y agua, además, el manejo de los residuos.

Con el fin de mantener un control en el consumo de agua y energía se ha implementado el reporte de caza-fugas. Con esta iniciativa se instalan llaves ahorradoras en el casino, los baños, la aduana, las zonas de lavado, fluxómetros, nuevos contadores de agua, se hace el cambio de luminarias, se implementa la automatización de la bomba de agua potable y de la caldera.

Adicionalmente, se hace un seguimiento diario a los indicadores de energía, control de las horas de operación de la caldera y estandarización de los momentos de aseo; cada uno  de los colaboradores recibe entrenamientos en la cultura del ahorro. Con estas adecuaciones en los últimos seis años se ha dado una reducción del 8% en el consumo de energía. Así mismo, en este período de tiempo se logró una reducción del 58% en el consumo de agua.

Para el manejo de los residuos se ha trabajo especialmente en la separación desde la fuente, lo cual ha reducido 326 toneladas producidas en 2011, a 173 toneladas en 2013, las cuales dejan de sumarse a los rellenos sanitarios. 

En esta misma rama se ha implementado el programa de lombricultura, a través del cual se genera abono orgánico con lodos de la planta de tratamiento de aguas residuales, el cual es usado en las zonas verdes la de fábrica y donado a los empleados fábrica en campañas ambientales. A través del proyecto se han dejado de disponer aproximadamente 70 toneladas de residuos al relleno sanitario.

La fábrica La Rosa cuenta con una planta de tratamiento de aguas residuales, construida desde el año 1996, la cual es una de las más eficientes en la región, con porcentaje de remoción de cargas contaminantes por encima del 95%. En la planta son tratadas las aguas residuales, industriales y domésticas generadas en la fábrica, permitiendo retornar, en óptimas condiciones, el agua al ambiente.

Nestlé no solo genera oportunidades laborales para cientos de risaraldenses, también le apuesta a impactar de manera directa a la comunidad que convive a su alrededor y a generar programas con grandes beneficios, tanto para sus empleados como para sus familias, que a su vez traen calidad de vida para quienes se encuentran adentro y afuera de la empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario